Platos rayados y cabezales marcados

En esta entrada del Blog, vamos a intentar mostrar los síntomas de un disco con los platos marcados. Cada disco es un mundo, y por tanto, no siempre los síntomas aparecen de la misma manera.

Hay casos donde, el solo conectar el disco, se oye un ruido metálico producido por la fricción entre el cabezal y la superficie del plato. En otros casos, ese ruido, solo aparece pasado unos segundos.  Bien porqué durante el arranque el cabezal, aun no se ha movido de la zona de “descanso” o quizás porqué no se ha movido a la zona donde está dicha marca. Incluso, hay casos, en los que simplemente el disco emite el “clack clack clack” famoso, pero no hay ningún sonido que pueda inducir a qué el cabezal haya marcado la superficie. (Muchos de estos casos, el cabezal, ha producido unas marcas tan severas en la superficie que ahora ni siquiera roza el plato, porqué ha “rebajado” el espesor.

Para refrescar la memoria, un cabezal viene a ser como la aguja de un tocadiscos. Lee y escribe la información en el plato, pero sin llegar a tocarlo. En el momento que el cabezal impacta sobre la superficie del plato, puede romperse y desplazarse en sentido opuesto al plato o bien puede seguir rozándolo y acabar produciendo marcas en éste.

Podríamos hacer un simil entre la arena de la playa y la superficie del plato. Mientras todo va bien la arena está lisa y el cabezal puede pasar sin problemas.

Superficie plato disco duro Laby recuperación de datos

Superficie plato disco duro Laby recuperación de datos

Pero en el momento en que se marca, empieza a realizar círculos, donde primero se profundiza en la superficie, pero a su vez, levanta parte del material hacia arriba, creando unos “surcos” que a su paso el cabezal, impacta sobre estos y se rompe.

Simil entre la superficie de la arena y la superficie de un plato. Laby Recuperación de Datos

Simil entre la superficie de la arena y la superficie de un plato. Laby Recuperación de Datos

Dicho esto, tenemos el siguiente caso. Es un disco interno nuestro de 2,5″ que falló de la noche a la mañana. Carecía de interés por completo el contenido del disco, pero decidimos abrirlo para ver qué había pasado. Simplemente se escuchaba el “clack clack clack” pero en ningún caso daba a entrever que pudiera estar rayado.

Tras realizar varias pruebas jugando con la ROM a ver si podíamos inicial izarlo apuntado el cabezal 0 al 1 y viceversa para poder leer la SA procedimos a desmontar el disco.

A simple vista, la superficie del primer plato se veía bien. El filtro HEPA quizás si contenía parte de polvo metálico (Ya es un indicio de posibles marcas en la superficie) pero en ningún caso sería un dato determinante al 100% para decir que el disco era irrecuperable.

Procedimos a des ensamblar el cabezal y analizarlo bajo el microscopio y aquí encontramos una sorpresa.

S20170317_0001

Cabezal marcado polvo metálico Laby recuperación de datos

Como se aprecia en la imagen, se ve claramente la forma interna del cabezal en forma de “cruz”. Ese color blanco o grisáceo, no debería de aparecer. Tendría que ser completamente negro. De hecho el último cabezal, también se aprecia una tonalidad grisácea, aunque no tan marcada como en el cabezal número dos. (Recordemos que los cabezales se enumeran 0,1,2,3 siendo el 0 el inferior en este caso y 3 el superior.

El porqué tiene ese color, es debido al impacto del cabezal sobre la superficie del plato. Al producirse dicho impacto, las partículas metálicas salen despedidas (Aunque el filtro HEPA retenga la gran mayoría) pero otras más pequeñas quedan adheridas al propio cabezal. Esto es una muestra inequívoca de un plato rayado y posiblemente bastante marcado. En el caso del cabezal 0 o el inferior, también aparece marcado aunque en menor cantidad.

Ahora damos la vuelta al cabezal para examinar los otros dos cabezales.

S20170317_0004

Cabezal marcado polvo metálico Laby recuperación de datos

 

El cabezal 3 parece estar en buen estado (Recordemos que hemos dado la vuelta al cabezal). No se aprecia polvo metálico ni ningún color grisáceo.

Cabezal marcado polvo metálico Laby recuperación de datos

Cabezal marcado polvo metálico Laby recuperación de datos

El cabezal número 1 tampoco se aprecia marcado. Están limpios ambos, por lo que a prior esos discos deberían de estar en buen estado.

Dado que el disco carece de ningún valor, vamos a proceder a desmontarlo, para ver el estado de los platos.

Filtro Hepa disco duro Laby Recuperación de Datos

Filtro Hepa disco duro Laby Recuperación de Datos

El superior parece estar en buen estado tal como se aprecia en la foto. No hay marcas visibles, ni tampoco aparecen bajo el microscopio tal como creíamos en base a la penúltima imagen del cabezal anterior, donde estaba “limpio” y en buen estado.

El filtro HEPA está un poco sucio, pero tampoco no en exceso. Bajo el microscopio si se observan partículas metálicas.

Filtro Hepa disco duro Laby Recuperación de Datos

Filtro Hepa disco duro Laby Recuperación de Datos

 

Por último, vamos a proceder a desmontar el plato y extraerlo. Haciendo esta operación eliminamos cualquier posibilidad de recuperación al desalinear los platos, pero en este caso, no importa.

En el momento en que extraemos el plato observamos la imagen del plato inferior…

Plato rayado disco duro Laby Recuperación de Datos

Plato rayado disco duro Laby Recuperación de Datos

Existe una gran marca visible a simple vista además de otras muchas que la cámara no ha captado. (No hace falta mencionar que en el microscopio aparecerán muchas más).

Esta marca tan sumamente visible, vendría a ser la imagen dos de la entrada (La de la arena con los surcos). En el momento en que el cabezal pase por encima de esa marca, se romperá al momento imposibilitando la lectura de dicho plato.

¿Se podría haber recuperado este disco? Es la pregunta del millón y la respuesta es: Dependerá del factor suerte. Está claro que el 100% del disco seguro que no. En primer lugar, porqué la zona dañada, esa información ya no existe. El resto de zonas también marcadas pero en menor cuantia, posiblemente tampoco o en caso de poder leerlas, con muchos errores. En el cabezal 0 hemos observado también polvo metálico, por lo que es posible que también esté marcado y por tanto la SA se haya visto afectada.

Usando un cabezal nuevo, deberíamos de apuntar el cabezal 0 en la ROM a la Service Area del cabezal 1 e intentar inicializar el disco. En caso de poder hacerlo, leer las caras del cabezal 1 y 3, por último intentar parte de la lectura del cabezal 0 hasta la rotura de éste y por último, juntar las imágenes obtenidas y realizar una recuperación lógica.

Es un caso bastante complicado y posiblemente la información recuperada no superase (en el caso que se pudiera) más del 35-40%.

 

Introducción a los Pen Drive, Tarjetas de Memoria o Discos Duros Sólidos (SSD) -Parte 3- Controladores

Una vez explicada la función y los tipos de bloques de memoria, llega el turno de hablar de los controladores de memoria y todas las funciones qué realizan (Y no son pocas…)

Sus funciones, van más allá de comunicarse entre el PC y la memoria y viceversa. Llevan el control de los datos -cómo y dónde están guardados- mediante un índice que van creando dinámica mente, controlan las tasas de errores y si es necesario, las corrigen, se encargan de comprobar que las celdas funcionen correctamente y en caso contrario, las reemplazan a través de las celdas de repuesto que tienen todos los bloques de memoria. Además se encarga de “tachar” de la lista de celdas disponibles las dañadas.

Realizan operaciones complejas para evitar que siempre se trabaje sobre una zona y evitar la degradación de esas celdas (mediante complejos algoritmos). En caso de tener más de un chip para guardar la información, trocean los datos que le van llegando en 1, 2,4,8… etc partes y las vuelcan en paralelo a los bloques de memoria.

Podríamos resumirlo en una sola imagen:

multitareasY por supuesto, sin equivocarse ni cometer errores… (Aunque no siempre :P)

El primer apartado que explicaremos -siempre de forma genérica- será el índice o control de datos.

Aquí hay que diferenciar entre el índice de ficheros del propio sistema en el que esté formateado el dispositivo (Por ejemplo FAT32, NTFS, HFS) y el índice interno del controlador.

Imaginemos una biblioteca donde tenemos un registro de todos los libros, clasificados por títulos, categoría, etc. Esto sería el índice del propio sistema de ficheros. Nos permite saber donde está el libro (O en nuestro caso el fichero que queremos visualizar).

bibliotcaUna vez tenemos el libro en nuestras manos, estaría el segundo índice, el del propio libro (En este caso el controlador) que nos permitiría saber exactamente donde está cada palabra o frase -convertido en lenguaje de informática- cada sector o grupo de sectores

fig28.6En la fotografía anterior, podemos ver como el fichero llamado File 1(1) empieza en la celda 2 y continua en la celda 8. Nos vamos a la celda 8 y vemos que dicho fichero nos pide que continuemos en la celda 20. Nos vamos a la celda 20 y de aquí nos manda a la celda 18.

Aunque pueda parecer un poco lioso, es la forma en la que el controlador tiene guardado el índice de cada celda, su contenido y anota constantemente cualquier cambio o registro que se pueda producir.

Otro paso qué realiza, es el de corrección de errores: Tal como explicamos en la sección de los bloques de memoria, lo refrescaremos aquí:

Dicho de forma más sencilla:

Imaginemos que dentro del sector tenemos el contenido cuyo valor es el número 2.

Al realizar una operación matemática obtenemos un ECC cuyo valor es el 6.

Sector_ECCSi sabemos la operación aritmética realizada, podremos devolver el contenido original del sector defectuoso.

x*3=y

2*3=6

si el contenido del sector es 1,8 porqué algunas celdas están dañadas, podríamos devolver el contenido original al aplicar la operación inversa:

X=y/3

x=6/3 -> 2 (Que era el contenido original del sector).

 

El controlador es el encargado en cada operación realizada, de asegurarse que la lectura o escritura ha sido correcta.

Otra función a tener en cuenta es el control de las celdas y el estado de éstas. Tras el uso continuado, como se relató en la anterior entrada, las celdas de los bloques de memoria se van dañando progresivamente. El controlador tiene en cuenta en todo momento cuantas escrituras y borrados se han aplicado en las celdas e intenta repartir la carga de trabajo a lo largo de todos los bloques de memoria. De esta forma intenta evitar que siempre se trabaje sobre una misma zona.

Pero, ¿Qué pasa si hay algún bloque de celdas que se daña o el controlador considera qué se ha utilizado demasiado?

En cada bloque de memoria existen las celdas utilizables y las celdas de recambio. Cuales serán las utilizables y las de recambio lo decidirá el fabricante. El controlador de memoria, tiene un listado interno creado en el momento de salir de fábrica con todos las celdas disponibles y las celdas de reserva de cada bloque. Sería el Translator del disco duro o en nuestro caso, el Translator del dispositivo Flash. Sin embargo, este Translator es dinámico, porqué el controlador puede decidir en base a sus parámetros que celdas usar y cuales no usar…

Si hay disponibles 100 celdas para almacenar datos, puede ser que el bloque de memoria contenga 10 celdas adicionales para substituir en caso de estar dañadas. Como en un equipo de fútbol. 11 jugadores disponibles sobre el campo y 5 disponibles en el banquillo, listos para reemplazar al jugador dañado. En este caso la decisión la tomaría el enternador y en un dispositivo flash, esta acción la realizaría el controlador.

 

banquilloLas celdas de reserva NO se pueden usar ni almacenar datos en ellas -no son visibles para el usuario final-, a menos que el controlador decida usarlas. En el momento que en una celda de repuesto entra en acción, la celda que estaba funcionando, se “desactiva” del uso. Es decir, el usuario no podrá acceder a ella, porqué el controlador ha decidido prescindir de ella. Y esta situación nos lleva a la siguiente pregunta.

¿Qué pasa con las celdas que el controlador decide no usar? ¿Borra la información que hay dentro?

La respuesta es NO. Simplemente decide NO usarlas copiando (si es necesario) la información de las celdas a las celdas de reserva, pero el contenido sigue estando intacto.

¿Y si decidimos hacer un borrado de todo el disco mediante software qué nos garantice un borrado seguro? ¿Se borraran esa celdas qué ahora no se usan? Respuesta: NO. De la misma manera que en los discos duros con los sectores defectuosos, aquí tampoco se eliminan.

hexedit

Como el controlador ha desestimado el usar esas celdas, para el, ya no existen, por tanto, si se decide hacer un borrado por completo del disco, solo se borraran las celdas utilizables por el Translator del controlador. En nuestro PC lo veremos todo vacío, sin embargo los bloques de memoria, contendrán celdas con fragmentos de información. Estos fragmentos no serían accesibles a través de ningún software ni nada parecido, por tanto es un proceso “relativamente” seguro dicho borrado. No obstante, si se desoldasen los bloques de memoria y se leyeran en un lector adecuado, sería posible acceder a las celdas que el controlador desestimó en su momento, dado que los lectores, leen el 100% del bloque de memoria (Las celdas disponibles y las de reserva).

Una diferencia entre el sistema de Glist de los discos duros y la de la memoria flash, es que a día de hoy mediante utilidades y máquinas especiales sí es posible acceder a la Glist de los discos duros. No obstante en las memorias Flash, no es viable a día de hoy.

 

Otro proceso a tener en cuenta derivado de la problemática de los ciclos de vida en los bloques de memoria, son los cifrados XOR o SCRAMBLERS.

Los fabricantes, son conscientes de la limitación física que hay hoy en día. Por tanto, han de buscar soluciones para intentar alargar la vida del dispositivo tanto como sea posible. Una de las manera de realizar lo, es utilizando algoritmos complejos que eviten siempre el escribir y/o borrar siempre una zona determinada.

¿Cómo se consigue esto?

Cada vez que escribimos información en el dispositivo flash, el controlador le aplica un algoritmo y del contenido original pasamos a un contenido “basura”. Este contenido basura tiene unas características adicionales y es que sigue un patrón cíclico para evitar que siempre se sobrescriba en un lado. Para que nos hagamos una idea, si a toda la información que entra, le aplicas una operación matemática (lo multiplicamos por 2) y al final de la operación le sumamos 1. De esta forma conseguiremos que no se escriba en la misma posición.

Aquí tenéis unos ejemplos, donde veréis el patrón cíclico de la información -Cortesía de RUSOLUT líderes en recuperación de tecnología NAND-

Rusolut Tech

Rusolut Tech

Rusolut Tech

Rusolut Tech

Por un lado, ayuda a evitar la degradación de las celdas. Por otro lado, ayuda a proteger los datos del usuario, dado que al aplicarse complejos algoritmos, si los bloques de memoria se leen en lectores solo obtendremos datos sin sentido o basura.

No obstante, muchas claves XOR o SCRAMBLER se han podido descifrar usando ingeniería inversa tras muchas horas de trabajo. Esto permite recuperar datos perdidos en un dispositivo tipo flash.

Otros fabricantes, para garantizar TODAVÍA MÁS la seguridad utilizan aparte del SCRAMBLER un cifrado AES 128 o 256 BITS. Primero se cifra y luego se vuelve a cifrar…Y a día de hoy, de momento no se han podido recuperar la gran mayoría de ellos.

 

La siguiente función a destacar, sería la manera como se guardan los datos. Si existe un solo bloque de memoria, la cosa está clara. Ir llenándolo hasta agotar el espacio. Sin embargo, si hay más bloques de memoria la cosa se complica. La idea de una memoria Flash es ser rápida tanto en lectura como en escritura. ¿Cómo se consigue? Usando el formato RAID 0.

RAID 0El formato tipo RAID 0 funciona de la siguiente manera. Si tenemos un fichero llamado A, nuestro dispositivo FLASH tiene 4 bloques de memoria y lo queremos guardar, el controlador, detecta cuantos bloques de memoria hay y los reparte equitativamente entre estos bloques. Haciendo una escritura en paralelo. De esta forma puede escribir 4 fragmentos a la vez. No significa que si el fichero ocupa 4 MB, 1 MB de información consecutiva vaya al bloque 1, luego otro MB vaya al bloque 2 y así.

Puede realizar cortes por ejemplo de 0,1 MB por bloque e ir repitiendo cuando se ha llegado al bloque 4, empezar por el bloque 1 luego al 2, 3 y cuando llega al 4 continuar de nuevo con el 1 hasta completar los 4 MB de información del fichero.

Recordemos que como la escritura y lectura es en paralelo, puede escribir 0,1 MB x 4 bloques a la vez.

Y a su vez, recordemos que el controlador puede decidir en que celdas ubicar la información según le interese en base al Translator interno, lo cual ya de por si, es un poco lioso…

 

 

Introducción a los Pen Drive, Tarjetas de Memoria o Discos Duros Sólidos (SSD) -Parte 2- Memorias Flash

En esta entrada queremos explicaros -sin profundizar demasiado- los diferentes tipos de memoria utilizados hoy en día en los dispositivos flash.

La idea, es hacer un repaso des de los orígenes cercanos hasta hoy en día, explicando el funcionamiento, características así como puntos a favor y en contra.

Una memoria flash -en términos generales- podríamos describirlo como un amplio cajón donde almacenar la información. Este cajón estaría dividido en celdas o pequeños departamentos, donde la suma de estas celdas daría lugar a un fichero.

Laby Recuperación de Datos

Celdas dentro de un bloque de memoria

¿Qué se almacena en estas celdas? En realidad, no se guarda la información tal como nos la imaginamos, sino que son pequeñas cargas eléctricas (Electrones) las que están guardadas dentro de las celdas. Dependiendo de la carga de la celda y de su posición, estas cargas equivaldrían a los famosos 0 y 1 del código binario utilizado en cualquier sistema informático.

Para poder saber si esa celda contiene un 0 o 1, se aplica un voltaje entre la entrada y la salida. Si la celda contiene carga y está en una posición determinada en su interior mostrará un valor. Si la carga que tiene es pequeña y no está en la posición determinada, mostrará otro valor. Recordemos, siempre hablando de 0 y 1.

La suma de estos 0 y 1 consecutivamente, darían paso a lo que se conoce como un fichero convencional.

Digamos que el funcionamiento es bastante más complejo, pero tampoco queremos profundizar demasiado. La idea, es tener una visión general.

Las memorias más usadas en la era de los USB y tarjetas de memoria eran las llamadas TSOP 48. Son unos chips de dimensiones reducidas ancho (12mm) x largo (18,4mm) x grueso (0,5mm) y cuyas capacidades oscilaban entre los 128 MB y los 4 GB por chip aproximadamente.

Laby Recuperación de Datos

 

Son llamados también los SLC (Single Level Cell) o su traducción Celdas de una sola capa.

El SLC, podríamos hacer un símil, con una tarta. Esta sería de un solo piso.

Laby Recuperación de Datos

Una sola capa

El acceso a este tipo de memorias era “lento” para los estándares de hoy en día y con poca capacidad de almacenamiento por bloque, además de un coste elevado. Sin embargo era MUY fiable. A día de hoy, muchos USB’s antiguos (Ej: 1 GB de capacidad) siguen funcionando sin problemas.

Posteriormente aparecieron los MLC (Multi Level Cell). Como ya os podréis imaginar, la principal diferencia entre los SLC y los MLC era el número de capas en el mismo chip. En este caso se usaban dos capas de celdas, en el mismo formato (TSOP 48).

Laby Recuperación de DatosEn este periodo de tiempo, aparecieron nuevos bloques de memoria denominados BGA.

Bloques de memoria donde no tienen conexiones con “patitas” como los TSOP, más rápidos y delgados.

BGA 52Estos chips van soldados directamente a la placa de los dispositivos mediante bolitas de estaño, donde al aplicar un calor, estas se funden, y el “propio peso” del chip, hace que aplaste el estaño fundido hasta quedar completamente unidos.

El tener dos capas, permite almacenar mucha más información en un mismo espacio y además leerla más rápida. Además contienen celdas de memoria de “reserva” por si se van estropeando algunas, poderlas reemplazar. Por otro lado permiten lecturas de las celdas con diferentes voltajes. A menor voltaje (dentro de unos parámetros) menos tasa de errores aunque más lentitud.

Pero conlleva algunos problemas:

Todos los chips de memoria Flash tienen una vida útil determinada. Es un tema físico la propia tecnología usada y a día de hoy, representa un quebradero de cabeza para los fabricantes. ¿En qué se basa dicha limitación?

En ciclos de lectura y escritura. Las celdas, permiten unos ciclos de lectura y escritura, que pueden variar de 10.000 ciclos a más de un millón de ciclos. Todo dependerá del tipo de chip y de la calidad de éste. (Y no olvidemos una cosa, el mercado demanda, alta velocidad, alta capacidad a bajo coste… en detrimento de la calidad del chip)

De menor a mayor desgaste podríamos decir qué sería la lectura (Aquí hablamos de muchos millones de ciclos de lectura) y en mayor medida la escritura. El mayor desgaste se produce durante el ciclo de borrado por dos motivos. El primero es por el voltaje aplicado para realizar dicho proceso. Se necesita un voltaje sumamente alto para realizar el proceso de borrado. Además por construcción no se permite el borrar solo una celda, si no que se borra en bloques consecutivos. Por este motivo (lo explicaremos en otro apartado) entenderemos que los fabricantes intenten por todos los medios el realizar el proceso de borrado.

Imaginemos que queremos borrar el contenido de esta celda:

Cajon_borrar_celdaEn realidad, lo que se realiza es el siguiente proceso:

Cajon_Borrado(Previamente el controlador se ha encargado de mover el resto de información a otro lado).

Por otro lado, nos encontramos con otro problema. Al haber muchas más celdas juntas en el mismo espacio físico y añadiéndole otra capa por encima se producen errores. Los errores podríamos simplificarlos de la siguiente manera: Para guardar y/o modificar la información de las celdas, se aplica un voltaje y las celdas dependiendo de si han de “contener” 0 o 1 cogerán o no ese voltaje. El problema es que pueden haber “interferencias” o saltos “de electricidad” entre celdas, por lo que una celda sin carga, podría “absorber” carga de la celda contigua y quedar en un estado “raro” ni 0 ni 1.

Esta celda daría como resultado un error de lectura. ¿Se pueden evitar dichos errores? La respuesta es: En cierto modo sí.

La mayoría de MLC, en cada sector (agrupación de celdas por llamarlo así) reservan un pequeño espacio debajo con un código ECC. El código ECC es el resultado de aplicar un algoritmo al contenido del sector dando un valor. Por tanto, realizando la operación inversa, podríamos conseguir el valor original.

Dicho de forma más sencilla:

Imaginemos que dentro del sector tenemos el contenido cuyo valor es el número 2.

Al realizar una operación matemática obtenemos un ECC cuyo valor es el 6.

Sector_ECCSi sabemos la operación aritmética realizada, podremos devolver el contenido original del sector defectuoso.

x*3=y

2*3=6

si el contenido del sector es 1,8 porqué algunas celdas están dañadas, podríamos devolver el contenido original al aplicar la operación inversa:

X=y/3

x=6/3 -> 2 (Que era el contenido original del sector).

Obviamente esto es una simplificación muy grande del funcionamiento real. Y hay que entender que no solo está el número 2 dentro del sector, sinó que hay muchos (generalmente unos 512 bytes) y el ECC generalmente es de unos (12-24-52bytes). Por tanto, si un sector está COMPLETAMENTE dañado no se puede recuperar con el ECC. Dependiendo del tamaño del ECC se podrá recuperar mayor o menor cantidad de datos del sector.

Hay que tener en cuenta también, que a mayor tamaño del ECC, menor espacio para almacenar datos en los sectores. Por tanto, una forma de estar muy seguros que no habría problemas con los sectores y su información, sería creando un ECC muy grande, pero a costa de mermar el espacio disponible, por tanto de un pen drive de 16 GB podríamos utilizar unos 10 o 12 para espacio.

Rusolut NAND FLASH READER SOLUTION

Rusolut NAND FLASH READER SOLUTION

Aquí se puede apreciar un sector leído con error CRC y posteriormente el mismo sector leído y corregido mediante el ECC.

El CRC quizás os suene al haber intentado copiar algún fichero (windows / mac / linux) y ha salido un mensaje de Error de Redundancia Cíclica.

 

Por otro lado tendríamos la TLC (La evolución de las MLC) (Tripe Level Cell), es decir, tres capas en el mismo espacio.

¿Qué se consigue con las TLC? Más velocidad y más capacidad a costa de mayor tasa de errores y menores ciclos de lectura.

tarta_TLCLos pines están más focalizados en el núcleo de las celdas, para intentar evitar pérdidas y producir ruídos electrónicos.

TLCComo las MLC permiten diferentes voltajes de lectura para reducir el ruido electrónico y por tanto evitar la tasa de errores. No obstante, tienen unos ciclos de vida bastante limitados en lo referente a escritura / borrado de celdas.

Introducción a los Pen Drive, Tarjetas de Memoria o Discos Duros Sólidos (SSD) -Parte 1-

Des de hace tiempo, los dispositivos tipo Flash forman parte de nuestra vida. Un dispositivo pequeño, de alta capacidad de almacenamiento y en muchos casos muy rápido. No contiene partes que se puedan dañar (A priori) por golpes o vibraciones, resistentes al polvo y además consumen poca electricidad, por lo que son ideales para dispositivos móviles, tablets e incluso portátiles.

En principio son todo ventajas en lo referente al uso por el cliente final, sin embargo, el proceso de recuperación de datos conlleva muchas dificultades que a continuación intentaremos explicar (En mejor o peor manera 😛 )

Dispositivos Flash, tenemos varios tipos:

Pen Drives o USB’S

Laby Recuperación de Datos

Lápiz Usb Estándar

Tarjetas de Memoria (De todo tipo, MicroSD, SD, XD, CF etc)

Laby Recuperación de Datos

Tarjetas de memoria

O los llamados discos duros sólidos (SSD)

Laby Recuperación de Datos

Disco duro sólido (SSD)

Pese a que son diversos tipos de dispositivos con formas y conectores diversos, internamente funcionan de forma muy parecida.

Partiríamos de la base de un conector (El propio conector USB, en las tarjetas de memoria los “pines” metálicos que se aprecian y en los SSD la interfaz SATA o Micro SATA), un procesador central encargado de interpretar las órdenes mandadas por el PC y por último los bloques de memoria (El equivalente a los cajones de una casa, donde guardar la información).

Laby Recuperación de Datos

Estructura interna de un Pen Drive

El funcionamiento se podría resumir de la siguiente manera: Imaginemos que tenemos un PC con una fotografía y la queremos guardar en el USB / Tarjeta Memoria. Con solo dar la orden de copiar y pegar el PC se encarga de todo. En este proceso, el controlador del USB interviene aceptando la orden del PC de guardar la fotografía. Primero comprueba que tenga espacio en los bloques, seguidamente trocea la fotografía en porciones y por último lo escribe en el bloque de memoria (O bloques, dependiendo de cuantos tenga).

En caso que se tenga que realizar la operación inversa (Leer una fotografía del USB), el controlador, mira donde están ubicados los trozos de esa fotografía y los empieza a mandar por orden al PC para finalmente, mostrar correctamente el fichero.

De forma muy genérica, este sería el funcionamiento de un dispositivo FLASH. En las siguientes entradas iremos profundizando un poco más en cada aspecto. Por ejemplo, que tipos de memoria existen, las capacidades y calidades de éstas, los procesadores y sus funciones (Muchas más de las qué a priori se podrían imaginar) y las diferemtes problemáticas asociadas a las memorias FLASH.

Cabezales y platos rayados

Imagen

Hoy vamos a mostrar las diferencias entre un cabezal “sano” y un cabezal dañado. Así mismo mostraremos la superficie de unos platos con unas marcas visibles por el propio ojo humano.

Un cabezal sano se mostraría de la siguiente manera. Es una pieza ferro-magnética capaz de transferir impulsos electro – mágneticos a la superficie de los platos. De esa forma se puede leer y escribir información en el disco duro. Esta pieza, es una de las mas delicadas de todo el disco y conviene ir con mucho cuidado cuando se manipula durante el proceso de la recuperación de datos.

Cabezal / Head en buen estado

Cabezal / Head en buen estado

La siguiente imagen es el resultado de la fatalidad. El cabezal ha impactado contra la superficie del plato. Dado que los dos componentes son metálicos acaban marcándose ambos componentes. Tanto la superficie del cabezal como la superficie de los platos del disco duro.

Cabezal con marcas

Cabezal dañado

Se puede observar una “mancha” en el cabezal. Dicha mancha es polvo metálico acumulado, así como marcas y rayaduras en la superficie del cabezal.

Cabezal disco duro dañado

Head / Cabezal dañado disco duro

La siguiente imagen, nos permite “entender” el porqué un disco duro se puede rayar… Si nos fijamos el cabezal de arriba está “pegado” al brazo metálico. Sin embargo el cabezal de abajo se ha “despegado” de ese brazo, perdiendo la alineación y obviamente impactando constantemente contra el plato. Si tenemos en cuenta que un disco duro suele girar entre 5400 y 7200 vueltas por minuto y un objeto como el cabezal roza contra el, se acabará rayando.

Los que tengáis bici y se os haya ocurrido alguna vez, frenar la rueda con el dedo sabréis a que nos referimos… 🙂

 

Cabezal en mal estado

Cabezal despegado del brazo metálico

 

Y ya por último podemos observar dos platos de un disco duro, marcados por el impacto continuo del cabezal. Dependiendo donde esté la marca, se podrá recuperar parcialmente la información. Sin embargo, hay que tener en cuenta lo siguiente:

En el momento en que el cabezal impacta sobre el plato y empieza a marcarlo, se desprende polvo metálico. Ese polvo queda “atrapado” en un filtro HEPA (Filtro especial diseñado para atrapar particulas de todo tipo por muy pequeñas que sean). No obstante, estos filtros pueden saturarse y no atrapar mas particulas, por lo que empiezan a “dar vueltas” por el disco… pueden depositarse sobre otros platos y en el momento que el cabezal pase por encima de esas particulas… seguir rayando el resto de los platos…

6 7

¿Cual es el mejor sistema de copias de seguridad?

Hoy vamos a introducirnos en el tema de las copias de seguridad caseras para evitar tener que recurrir a la recuperación de datos en un futuro.

Muchos clientes, una vez les ha fallado el disco duro, preguntan: ¿Cual es el mejor sistema de copias de seguridad para no tener que volver a realizar una recuperación de datos perdidos?

La realidad es que no hay nada 100% fiable o confiable. Los discos duros fallan sin causa aparente, los USB dejan de responder de la noche a la mañana y los cd’s y dvd’s tampoco se salvan de dicha quema.

Un disco duro es un aparato delicado. Tiene partes móviles y bastante delicadas. Golpes fortuítos, subidas de tensión o sobretemperaturas pueden llegar a causar que el disco duro deje de funcionar y por ende nos encontremos con nuestros datos perdidos y tengamos que recurrir a una recuperación de datos.

Recuperar datos perdidos

Recuperacion de datos disco duro

Un USB o inclusive un disco duro sólido (SSD) son dispositivos a priori más robustos que un disco duro mecánico convencional. No poséen partes móviles, son más rápidos (SSD) y consumen bastante menos que un disco duro estandar. Sin embargo, todos los componentes, inclusive donde se almacena la información es electrónica pura y dura. A diferencia de un disco duro un pen drive o un SSD guarda la información en memorias tipo TSOP48 (Formato estandar) o bien en formato LGA / LGA52 (formato BGA). La diferencia de estas memorias radica entre otras cosas, en su forma. Las TSOP48 tienen “patitas” que se sueldan a las placas y las LGA y demás, son memorias completamente planas, sin patitas. Solo unos topos que se sueldan mediante calor sobre la memoria y por su propio peso se funden.

Recuperar datos perdidos

Recuperación de datos TSOP48

Todas estas memorias tienen unos ciclos de lectura y escritura. Es decir, el fabricante garantiza que la memoria es capaz de aguantar 100.000 lecturas y 100.000 escrituras (Esto es meramente un ejemplo). Significa que podríamos leer 100.000 veces la misma fotografía y guardarla 100.000 también. ¿Pasados esos 100.000 ciclos se romperá? No; simplemente el fabricante te garantiza un mínimo en base a su calidad y estandares, pudiendo durar 500.000 o más. (Recordemos que es un ejemplo).

 

Recuperar datos perdidos

Recuperación de datos memoria LGA52 y TLGA-52

Pero también existe el problema de que siendo electrónica, puede fallar cualquier componente (incluyendo las memorias) tras haber realizado solo 400 ciclos. O por una mini subida de tensión por el puerto usb, algún componente se puede quemar y dejar de funcionar el usb o SSD y si eso ocurre, salvo contados casos habrá que recurrir a un laboratorio de recuperación de datos.

Recomendamos ENCARECIDAMENTE la expulsión del USB utilizando el formato de expulsión segura.

Otra alternativa, es guardarlo en CD o DVD. Un CD o DVD es un tipo de polycarbonato que reacciona a la luz (En este caso la luz láser del lector) creando unos surcos que representan 0 y 1. La combinación de dichos surcos da luego origen a la información. Sin embargo los CD’S o DVD’S pueden reaccionar también a la luz, humedad y polvo creando una especie de manchas en el propio dispositivo. Ese tipo de tacas impiden la lectura de los datos y en muchos casos hacen inviable la recuperación de los datos.

Recuperar datos

Recuperación de datos DVD o CD

La última alternativa de moda es el famoso CLOUD o la Nuve. Realmente es una opción muy útil y rápida teniendo en cuenta que puedes acceder des de cualquier sitio a tú información. Sin embargo, hay que recordar que esos datos están alojados en servidores que desconocemos el tipo de protección que tienen, como además y muchos de vosotros lo sabréis, en cualquier momento pueden clausurarse y perder toda la información que se había guardado (Un claro ejemplo es MEGAUPLOAD). Los usuarios que tuvieran fotografías, apuntes o cualquier tipo de documento privado y propietario, a día de hoy (faltan 3 meses para que se cumpla un año) no han podido acceder a los datos y desconocen si podrán hacerlo en el futuro. Por eso tampoco recomendamos que se vuelque todo en la nuve y se deje de lado el soporte físico.

 

Recuperar datos

Recuperación de datos en sistema CLOUD

¿Qué recomendación os podemos ofrecer para evitar la pérdida de datos y su posterior coste en el proceso de recuperación de datos?

Tener un mínimo de dos copias (Por ejemplo una en el pc de sobremesa y/o portátil y otra en un disco duro externo). Con que nos acordemos alemnos, una vez a la semana de copiar los posibles cambios que se hayan producido sería suficiente.

¿Y lo recomendable? Diriamos que tres. Y esta explicación quizás os puede parecer un poco catastrofista, pero en los tiempos que corren, es factible.

Si disponeis de una copia de seguridad en el PC (sobremesa o portátil) y otra en un disco duro externo, pero se guardan en el mismo sitio (Ejemplo: la misma habitación), si desgraciadamente entraran a robar o se incendiase o por un escape de agua, se estropeasen los dispositivos o desaparecieran no habría servido de nada.

Recuperar Datos

Recuperar datos de disco duro quemado

Sin embargo, si tenemos la costumbre de una vez al mes o similar realizar una copia de seguridad y llevarla a casa ajena (Padres, abuelos, amigos, oficina, lugar de trabajo), estaremos previniendo que en el peor de los casos, se pierda todo, dado que en otro lugar “alejado” dispondríamos de esa copia de seguridad.

Esperamos que estos consejos os ayuden a tomar un camino que prevenga la pérdida de datos y su posterior recuperación de datos en un laboratorio.

Recuperación de datos en casa: Cosas que NO se deben hacer.

Internet está lleno de buenos consejos en cuanto a temas de recuperación de datos, pero también es cierto que existen muchos otros que des de Laby recuperación de datos os desaconsejamos encarecidamente. No por privaros de la posibilidad de intentar la recuperación por vosotros mismos, si no por que un paso mal dado puede significar la pérdida absoluta de los datos. Obviamente, si la información del disco da igual perderla, os animamos a que experimentéis, siguiendo las siguientes premisas:

A) El tema del congelador, es algo que ya se ha debatido con anterioridad y que a mucha gente “le ha dado resultados”. La electrónica y el frío se lleva mucho mejor que con el calor, eso es cierto, pero recordar que pueden aparecer marcas de agua por la condensación en los platos, y eso puede hacer que desaparezca un gran porcentaje de la recuperación de datos.

B) El golpearlo. En muchos sitios aparece el procedimiento mágico de dar un golpe al disco duro y de esa forma los cabezales “se alinean” o vuelve a girar el disco o… etc etc. Si se realiza un golpe sobre el dispositivo, pueden pasar varias cosas, entre ellas, que los cabezales impacten sobre los platos, se rompan y acaben rayando la superficie: Pérdida de datos y probablemente no se puedan recuperar los datos perdidos.

También es posible que el rodamiento de motor se deforme (Los platos generan inercias bastante fuertes, sobretodo en discos con más de 2 platos). Sumado a la velocidad de 7200 vueltas por minuto en la mayoría de casos, una vibración o golpe puede producir un desequilibrio y romper algún rodamiento. Incluso si el disco no está funcionando.

C) Abrir el dispositivo y toquetear. La curiosidad mató al gato. Si decidís abrir el dispositivo, nuestra recomendación es utilizar guantes quirúrgicos pero que no lleven polvos de talco. Existen unos de color lila para alérgicos al LATEX que pueden ser útiles. De este modo evitaréis dejar vuestra huellas dactilares por el dispositivo. Por otro lado es IMPORTANTE QUE NO TOQUÉIS los platos con los dedos, ni siquiera con los guantes. Las huellas dactilares contienen una grasa / aceite, que se adhiere a la superficie de los platos y puede deshacer la película química que llevan dichos platos cuando salen de fábrica y por tanto mermar cualquier intento de recuperación de datos.

D) Cambiar los cabezales. Para realizar el cambio de cabezales, se requiere un utillaje específico para dicho cabezal. Salvo en algunos dispositivos donde los cabezales reposan en una rampa y están fuera de los platos, el resto de dispositivos, los cabezales reposan encima de los discos. Si los cabezales se desplazan por encima de los platos sin el utillaje correcto, pueden rayar las caras de los platos haciendo inviable la recuperación de los datos.

E) Sacar los platos de un disco a otro. Cuando un disco duro se ensambla en fábrica, tiene una alineación “imaginaria” con todos los platos. Ya que cuando se formatea y se da forma a la S.A (Explicación de la S.A aquí) se sigue el patrón original de los platos tal como estaban en el inicio. Si se separan los platos uno respecto a otro el dispositivo pasará a ser irrecuperable. Para sacar los platos solo se puede hacer en bloque (Es decir, todos los platos a la vez) y mediante utillaje correspondiente. Si no, el dispositivo pasará a ser irrecuperable y no se podrán recuperar los datos perdidos.

 

¿Por qué unos precios tan distintos en la recuperación de datos?

En más de una ocasión nos hemos encontrado que la gente nos pregunta porqué hay tanta diferencia de precios en el proceso de recuperación de datos si tiene el mismo fallo. ¿Cómo puede ser?

Partamos de la base que recuperar datos perdidos en averías complejas (cabezales, motores clavados) no es algo sencillo y conlleva tiempo y la compra de recambios para poder substituir las piezas dañadas por otras nuevas. Además la maquinaria usada para recuperar datos perdidos es cara y requiere un mantenimiento.

¿Significa que lo caro es siempre lo más bueno y lo barato siempre lo más malo? En absoluto.

Hay laboratorios de recuperación de datos muy serios que ofrecen un servicio al cliente excepcional a un precio asequible de cara al cliente final, realizando los procesos de recuperación de datos correctamente y sin tener que repercutir al cliente final costes excesivos.

Si bien es cierto, que algunas empresas de recuperación de datos juegan con la baza de un precio atractivo y luego te cobran 3 veces más de lo presupuestado jugando con que ya tienen tus datos recuperados o bien pidiendo dinero a fondo perdido sin saber si tendrá éxito la recuperación de datos.

El único consejo que os podemos ofrecer es el comparar, asegurarse bien de todo y sobretodo mirar y pedir opinión en internet. Si una empresa no aparece con críticas negativas, será buena señal, dado que la gente se acuerda de poner cosas en internet cuando está descontenta con el servicio de recuperación de datos pero muy pocas veces cuando todo le ha ido bien. Si aparecen muchas críticas negativas sospechar de que quizás no es la mejor opción.

Un trato correcto, buena comunicación con el cliente, poder hablar con los técnicos siempre que sea necesario y sobretodo  ser claros en todo el proceso, sin ocultar costes extras.

En este caso, la frase que citamos: “Da igual que hablen bien o mal, lo importante es que hablen” no es del todo aplicable.

 

 

La Ley de Murphy cuando te enfrentas a un proceso de recuperar datos perdidos

En el proceso de recuperar datos perdidos, muchas veces la famosa “ley de Murphy” está presente. Y es que casos en los que a priori parece fácil el proceso de recuperación, acaban complicándose y mucho e inclusive pueden acabar sin que se puedan recuperar los datos perdidos.

 

Y para muestra, un ejemplo sucedido no hace demasiado:

Un cliente acudió al laboratorio porqué tenía el PC de sobremesa funcionando y de golpe se le colgó. Le dio un pantallazo azul. Reinició el pc y nada más reiniciarlo empezó a oir ruídos raros del disco duro. Lo llevó al informático y le dijo que no podía hacer nada. Nos comentó que no había hecho nada raro, ni golpes, ni vibraciones… solo habían desaparecido los datos y quería recuperar esos datos perdidos del disco duro que hacía ruído. En principio, todo apunta, pese a ser un caso difícil, que podrá ser culminado por éxito; Empezamos los trabajos de recuperación de datos perdidos y cuando abrimos el disco en sala limpia constatamos algo nefasto. El disco duro estaba completamente rayado. Muy probablemente el cabezal se habría desprendido y marcó toda la superficie del plato.

¿Y qué tiene que ver esta historia con la ley de Murphy? Aquí la respuesta.

Nos llamó una clienta un tanto nerviosa porqué su hija pequeña de 4 años, mientras visualizaban una película en un disco duro multimedia (Donde además tenían todas las fotos y recuerdos), lo estiró y lo tiró por un 3º piso al patio interior del edificio :|.

Cuando nos explicó eso, el técnico que le atendió le fue muy claro en que habría pocas posibilidades de poder recuperar los datos perdidos debido al impacto. No obstante, le invitamos a que nos enviase el dispositivo para analizarlo gratuitamente. Y cuando vino a nuestras instalaciones, después del diagnóstico lo vimos con buenos ojos… la teoría indicaba que había esperanzas. 4 días después conseguimos salvar la información dado que solo se habían roto los cabezales por el impacto y no los PLATOS como nos pensábamos los técnicos.

Otro caso curioso, fue el de un cliente que había pasado todos los datos al disco duro externo, para formatear el interno y volver de nuevo a traspasar los datos. Una vez formateó, instaló, actualizaciones, programas diversos, de fragmentó y mil historias más… decidió copiar los datos pero… se dio cuenta que el disco duro externo que tenía menos de un mes, no le funcionaba. En el análisis determinamos que el motor se había clavado, pero que era posible recuperar esos datos perdidos, al menos en teoría. Y afortunadamente así fue. ¿Qué posibilidades habían de que se estropease ese disco en menos de un mes y justo en el momento en que había formateado y sobrescrito la totalidad del otro disco duro?

Casos que en principio parecen difíciles y luego parecen fáciles y viceversa. Así es la suerte que nos toca en los procesos de recuperación de datos perdidos.

Porcentaje de recuperación de datos.

Muchas de las llamadas que recibimos tarde o temprano acaban con la siguiente pregunta. ¿Y qué porcentaje de recuperación de datos tenéis? En Laby recuperación de datos intentamos explicar el tema de los porcentajes para mostrar la máxima objetividad.

Un porcentaje puedes “edulcorarlo” según te convenga (Como se hacen en las encuestas o en otros tipos de mediciones). Según qué parámetros elijas saldrá un porcentaje u otro y podríamos mostrarte des de un 20% de éxito en la recuperación de datos perdidos como un 99,9% de éxito en recuperar información de un disco duro.  ¿Por qué? Porqué hasta que no se tenga el dispositivo en el laboratorio y se sepa las causas y el daño que tiene, no podemos encasillarlo en el rango.

Un dispositivo que a prior parece factible la recuperación de esos datos perdidos puede no serlo en un momento determinado. Porcentajes muy altos puede hacer pensar que esa empresa es muy buena, pero si se piensa fríamente, quizás están mostrando una “realidad” distorsionada o adaptada a según qué intereses.

Nosotros no te diremos que tenemos un éxito del 90% en los procesos de recuperación de datos porqué te engañaríamos sin saber primero que tiene tú dispositivo y menos aun sin que lo hayamos podido analizar. Te podemos asesorar en casos similares al tuyo y contarte anécdotas y experiencias que te permitan complementar tus conocimientos sobre todo el proceso de recuperación de datos perdidos.

Los milagros hoy en día no existen y como los productos milagros que anuncian en la tele tienda, desconfiar de supuestos porcentajes muy muy altos.

3 Pasos a seguir cuando pierdes tus datos

Des de el equipo de Laby recuperación de datos, queremos guiarte un poco en esos momentos caóticos de miedo, pánico, incluso de querer matar a tu pareja, jefe, subordinado… 😛 para que la paz vuelva otra vez al ambiente.

Enfados provocados por la pérdida de datos

Cuando el disco duro, pen drive, tarjeta de memoria, deja de funcionar, el primer paso es analizar el porqué no se puede acceder a los datos o porqué no se pueden recuperar esos datos que ahora están perdidos.

¿Un golpe, sobre tensión, calor excesiva?

Si es un golpe (flojo o fuerte, fortuito o intencionado, una subida de tensión) podemos omitir el paso siguiente dado que lo único que hará será empeorar las posibilidades de recuperación de datos.

El calor afecta a los discos duros y causa perdida de datos

Pero imaginemos que no tenemos ni idea, el primer paso sería probar el dispositivo en otro ordenador para ver si de esta forma tenemos acceso a la información y podemos recuperar los datos perdidos en otro dispositivo. Hay veces que con esto es suficiente, dado que nuestro PC se ha quedado “tonto” y no quiere reconocer el dispositivo.

Cosas QUE NO HAY QUE HACER y misteriosamente están por Internet.

A) Meter el disco duro en el congelador: Es una cosa extendida y que según parece a muuuuuuuuucha gente le funciona. Haciendo eso, lo único que conseguiréis es crear condensación dentro de los platos y probablemente hacer vuestro disco irrecuperable en el proceso de recuperar datos perdidos. Los discos duros no son estancos. Llevan un orificio con un filtro especial que permite la entrada y salida de aire para compensar la depresión que se crea dentro del disco al girar tan rápido. Por eso si lo metéis en la nevera o congelador probablemente no se puedan recuperar los datos a posterior.

Y sí, encontraremos infinidad de sitios donde dicen que congelándolo han recuperado todos los datos… ¿Arriesgaréis las posibilidades a un congelador?

Y tampoco se os pase la idea de sumergir el disco (Otra idea de esas locas que corren por ahí)

condensacion disco duro

B) Otra posibilidad que hará que vuestras opciones de recuperación de datos pasen a ser muy bajas es la de dar “golpecitos” al disco duro. Lo único que puede pasar es que el cabezal choque contra el plato, se desprenda y acabe rayando el disco. De esa forma tendréis un bonito pisapapeles de diseño del que no podréis recuperar los datos perdidos. Por eso el disco duro no debe recibir ni golpes ni vibraciones, contrariamente a lo que se dice en algunos sitios de Internet.

Si así no funciona, el siguiente paso es ir a consultar al informático profesional. Y por profesional, no nos referimos a ese amigo que es electricista, fontanero,mecánico de domingo por la tarde y además informático, porqué en muchos casos lo único que hará será destruir las posibilidades de recuperar datos perdidos.

Los informáticos profesionales intentarán recuperar esos datos con sumo cuidado y si no pueden, entonces será el momento de acudir a un laboratorio de recuperación de datos. Des de Laby, insistimos en ese último aspecto, dado que empresas que “recuperan datos” hay muchas, pero laboratorios profesionales muy pocos. Desconfiar de precios milagrosos. Nuestro consejo es que comparéis en varios sitios y que un técnico os aconseje realmente sobre lo que ha podido pasar. oferta_recuperar_datos_perdidosY siempre os guíe con precios realistas y no con el famoso Desde…

 

¿Podré recuperar todos mis datos perdidos?

Esta fatídica pregunta se repite a diario. Una vez acepte el presupuesto de recuperación de datos, ¿Podré recuperar todos mis datos perdidos?. Y nuestra respuesta siempre es clara, sencilla, concisa, pero sobretodo sincera: Solo sabremos si se pueden recuperar los datos perdidos, en el momento en que empecemos a trabajar sobre el dispositivo. Nunca le aseguraremos la recuperación de los datos, sin haber substituido las piezas necesarias, así como los trabajos obligados en el dispositivo. Para hacernos una idea, ¿Un médico te asegurará que la operación será un éxito al 100%? Seguro que no. Nosotros, como buen profesionales te asesoraremos y te guiaremos en todo el proceso que conlleva la recuperación, pero como los profesionales médicos, hasta que no empiece la operación no sabe como acabará

Proceso de recuperación de datos.

En el proceso de recuperar los datos perdidos, tiene muchas similitudes con las operaciones de los médicos. En el momento de abrir el disco para iniciar los procedimientos necesarios, podemos encontrar dificultades con las que no contábamos. Por ejemplo, que el disco esté rayado; Pese a que suelen hacer un ruído muy característico los platos marcados por el cabezal, hay veces que no es evidente. Y dependiendo de la cantidad de plato rayado, quizás no sea posible la recuperación de los datos perdidos .

Otros factores importantes que no aparecen hasta que no se substituyen las piezas (Por ejemplo los cabezales) para continuar con el trabajo de recuperación de los datos perdidos, podría ser que la S.A (Service Area)* estuviera dañada. Es imposible de saber, sin haber substituido las piezas pertinentes

ADN recuperación de datos perdidos

O sin necesidad de substituir los cabezales, en otro proceso , muchos de los discos de hoy en día llevan la mitad de la información interna (El A.D.N) del disco, dividido entre el disco y la placa. Si los separamos, no sería posible la recuperación de datos perdidos. Puede llegar a pasar (Caso realmente raro) que el chip que contiene la información se rompa… aunque en Laby recuperación de datos, trabajamos día a día para desarrollar tecnología que permita salva pasar ese impedimento en la recuperación en casos como los anteriores.

Precaución en la recuperación de datos perdidosPor eso, desconfiar de empresas que os envíen el listado de información o de ficheros, diciendo que tenéis un daño físico, antes de aceptar el presupuesto. Ninguna empresa trabaja por caridad y va a substituir unas piezas “supuestamente dañadas” para recuperar los datos perdidos, sin saber si aceptareis el presupuesto.

 

Fase IV: (El disco duro funcionando)

Supongamos que ya tenemos el disco duro funcionando. ¿Cómo funciona el proceso de guardar y visualizar una fotografía?

Cuando hablamos de un disco duro, muchas veces oímos la palabra “Sectores”. Esos sectores, no son más que las cajitas que hablábamos al principio. Y para entender como funciona el disco duro es necesario poder visionar en nuestra cabeza una habitación llena de cajitas con varias estanterías.

Cada nivel de estantería sería una cara de un plato (cada dos estantes, forman un solo plato) y las cajitas son los sectores que contienen cada cara de cada plato.

Bien, cuando queremos guardar una fotografía, ocupa un espacio determinado: 1 Mega, 1,5 Megas, 2 Megas o si son en formato RAW pueden ocupar incluso 15 Megas. El espacio que ocupa, va determinado (entre otros factores) por la cantidad de megapíxeles que tenga la fotografía.

Cuando guardamos esa foto, el disco duro se encarga de fraccionar la fotografía en trozos pequeños para que quepa dentro de las cajitas. Un trozo en la 45, otro trozo en la 46 otro trozo en la 988 y así con todo el resto de la foto. Aquí actúan dos factores clave, el Translator y la tabla de contenidos del disco (Que es como un índice de donde están guardadas las cosas)

En la fotografía de arriba, podemos observar cuatro secciones en las estanterías. Si cada dos estantes hacen un plato y eliminamos el último estante, tenemos un total de 4 platos. Ahora empezamos a numerar las cajitas: De la caja 1 a la caja 10 corresponden al primer plato. De la caja 11 a la caja 20 corresponden al segundo plato. De la caja 21 a la caja 30 corresponden al tercer plato. De la caja 31 a la caja 40 corresponden al cuarto plato…

Y aquí llegamos a la segunda sección, donde la caja 41 a la 50 corresponden AL PRIMER PLATO. La caja 51 a la 60 al SEGUNDO. De la 61 a la 70 al TERCERO. Y de la 71 al 80 al CUARTO.

Tercera sección: De la 81 a la 90 Primer Plato, de la 91 a la 100 segundo plato. De la 101 a la 110 Tercer Plato y por último de la 111 a la 120 el cuarto plato.

Si lo agrupamos las cajitas por su correspondiente estante, tenemos que al PLATO 1 le corresponden de la 1 a la 10, de la 41 a la 50 y de la 81 a la 90= 30 cajas en el primer plato.

En el segundo plato de la 11 a la 20, de la 51 a la 60 y de la 91 a la 100 = 30 Cajas en el segundo plato.

Y así con el resto. Es decir, el Translator se encarga de ORDENAR y agrupar todas las cajas según a donde corresponden:

Plato 1 cabezal 0, plato 1 cabezal 1,

Plato 2 cabezal 2, Plato 2 cabezal 3,

Plato 3 cabezal 4, Plato 3 cabezal 5,

Plato 4 cabezal 6, Plato 4 cabezal 7

Translator_Laby

En este ejemplo, de un modelo de SAMSUNG de 500 GB, podeís observar el funcionamiento del translator.

La primera columna, “Position” nos indica un índice interno del translator para agrupar posiciones de memoria. Donde empieza, donde acaba y cuantos sectores tiene esa posición.

Obviando la segunda columna, nos encontramos con la tercera “HEAD”. Aquí se puede observar los registros de 0 a 5 (Haciendo un total de 6 cabezales, por tanto, hay 3 platos con 2 caras cada uno).

Obviando 4 y 5 columnas (Cyl) – División virtual en cilindros de un plato – nos encontramos con la columna 6 y 7.

“Start LBA” “End LBA”. Nos indica des de que sector empieza la “Position” de la columna 1 y donde acaba dicha “Position”. Como se puede observar, en este caso, el sector 0 del disco corresponde al cabezal número 5, que a su vez corresponde al plato número 3 cara A. Es decir, no guarda una correspondencia prácticamente ningún disco duro, donde el sector 0, tenga que ser el cabezal 0.

“LBA Count” nos muestra cuantos sectores hay entre el inicio y el final “Start LBA y End LBA”.

 

¿Y el Translator le dice al sistema operativo del PC (Windows, Mac, Linux) a que corresponde la caja 25? (Recordemos que corresponde al Plato 2). La respuesta es NO:

El Translator solo le dice al sistema operativo del PC la cantidad total de cajitas que hay, de la 0 a la 976 millones. El sistema operativo, trabaja con esos cajitas sin importarle donde están ubicadas, ya que de eso se ocupa el Translator.

Y como el sistema operativo sabe un número total de cajitas, guarda la fotografía donde más le interesa; Caja 45, caja 46 y caja 988. En esas 3 cajitas, tenemos la fotografía llamada: Que_aburrida_es_la_informatica.jpg

Y para saber donde está guardada, se anota en un índice (Como lo que pueda ser el índice de un libro) en que cajas está fragmentada dicha fotografía. (Muy a grosso modo)

Que_aburrida_es_la_informatica.jpg// 45,46,988

Así cuando pulsamos encima de la fotografía, el sistema operativo se encarga de decir al Translator: Eh tú! Quiero el contenido de la 45, 46 y la 988. Y el Translator, se encarga de buscar y rebuscar por los platos y los cabezales hasta que dice: La 45 está aquí, la 46 allí y la 988 aquí. Manda al cabezal a por el contenido y el cabezal le devuelve lo que hay dentro. El translator lo junta y se lo da al Sistema Operativo y éste os muestra una fotografía!

 

 

Fase III: (La S.A o Service Area)

La Service Area (S.A en adelante) es el “corazón o cerebro” de nuestro disco duro. Sin ese apartado no sirve absolutamente para nada. Es como tener un PC sin un Windows o Linux, o un MAC sin un Apple OS… como pisapapeles gigantes están muy bien, pero poco útiles si queremos qué hagan algo más.

cerebro_laby

La S.A es el sistema operativo del propio disco duro (lo que un windows, linux o apple OS para un pc). Se encarga de muchísimas funciones vitales y otras no tanto. Aquí repasaremos los apartados básicos de la S.A (Aunque los discos modernos contienen muchos más, simplemente es para haceros una idea).

Empezaremos por unos unos parámetros qué son únicos e irrepetibles para cada disco. ¿Únicos e irrepetibles? Sí sí, como suena, vuestro disco duro es único.

La P-list.

Como he comentado antes, los discos duros son superficies metálicas. Y como es algo físico, tienen imperfecciones que obviamente a simple vista no se ven, pero que por microscopio sí existen. ¿Y en que afectan esas imperfecciones? Pues eso determinará que zonas del disco se pueden leer y cualas no.

Imaginemos lo siguiente:
Un disco de 500 GB contiene unos 976.598.344 millones de sectores (unos cuantos sí). Esos sectores es donde se almacena la información, pero para no ser más aburrido de lo que estoy siendo, imaginar qué son unas cajitas… 976 millones de cajitas:

Y empezamos por la cajita 0…

¿Puedo poner la pelotita dentro? -> Sí.
¿Puedo sacar la pelotita de dentro? -> Sí.

La cajita 0 es válida.

Cajita 1…

¿Puedo poner la pelotita dentro? -> Sí.
¿Puedo sacar la pelotita de dentro? -> Sí.

La cajita 1 es válida.

…………………………..

Cajita 45…

¿Puedo poner la pelotita dentro? -> Sí.
¿Puedo sacar la pelotita de dentro? -> NO.

La cajita 45 NO es válida.

……………………………

Cajita 62…

¿Puedo poner la pelotita dentro? -> NO.
¿Puedo sacar la pelotita de dentro? -> NO.

La cajita 62 NO es válida.

……………………………

Cajita 445.129.653…

¿Puedo poner la pelotita dentro? -> Sí.
¿Puedo sacar la pelotita de dentro? -> NO.

La cajita 445.129.653 NO es válida.

Plist_laby

Y así hasta el final.

Todos esos sectores defectuosos (Cajitas) se ponen en una lista… llamada por norma general P-list (Aunque puede tener otros nombres) (Algo así como Physical-List) o lista física de errores.

Esta lista está determinada por valor de fábrica y no puede ser alterada por el usuario final, para no alterar el funcionamiento del disco. No es dinámica, es decir nunca tendrá más valores de los determinados de fábrica, ni tampoco los irá modificando el disco duro. Simplemente es una lista de solo lectura.

 


G-List

Aunque la P-list no es modificable por el propio disco duro (De forma automática) a medida que pasan los días y el disco duro se va utilizando, aparecen nuevos sectores defectuosos. Para que podamos seguir funcionando bien y sin errores, es necesario informar al disco donde hay sitios en los que no debe guardar la información porque en el futuro no podría leerla.

Para el día a día, se usa una lista dinámica llamada (Repetimos, según modelos y casos porqué nombre tiene miles.) G-list. La traducción es Grown-List (Lista creciente) aunque otros la traducen como lista marron y como he dicho antes, en otras marcas / modelos, tiene un nombre distinto completamente.

La G-list es una lista dinámica, que se actualiza a medida que el disco duro va utilizándose, añadiendo las “cajitas” qué no se pueden utilizar. La única diferencia, es que esas “cajitas” no se recalculan, sinó que simplemente el disco duro “sabe” que no ha de utilizarlas ni para lectura ni para escritura.

Por ejemplo tú guardas una fotografía a lo largo de 1500 cajitas. En una de ellas el disco duro no puede poner la información, por tanto esa cajita pasa a la G-list como defectuosa.

S.M.A.R.T.

S.M.A.R.T. sigla de Self Monitoring Analysis and Reporting Technology consiste en la capacidad de detección y verificación de fallos del disco duro así como toma de parámetros y estadísticas. Velocidad de los platos del disco, sectores defectuosos, errores de calibración, distancias medias entre el cabezal y el plato, temperatura del disco, etc.

Muchos PC’S cuando arrancan y están todavía en la fase de la BIOS se puede observar que el PC muestra el disco duro seguido de SMART STATUS OK!. Significa qué el disco aparentemente funciona bien.
También hay programas qué permiten monitorear el SMART desde windows / linux / mac.

¿En qué consiste el SMART?

Simplemente son estadísticas de como está funcionando el disco duro.
Fluctuación de la velocidad del motor: Una velocidad que fluctue de 6900 a 7500 y luego de 6100 a 7100 vueltas significa que el giro del motor no es constante y es probable que falle o el motor o bien el controlador de la PLACA que hace que el motor gire.

SMART_Fail_Laby

Sectores defectuosos: (La famosa G-list) un incremento alarmante en la cantidad de sectores indica que bien el cabezal está fallando y no es capaz de leer la información, o bien la superficie del disco está degradada y en breve no se podrá leer.

Errores de calibración: Intentos de lectura de la S.A (clack clack) o reposicionamiento del cabezal en la superficie del disco. (He ido a buscar una fotografía a la tienda de fotos pero me he pasado de frenada y he acabado en la tienda de jamones. Por tanto he de volver a intentar llegar a la tienda de fotografías) Se traduce en lentitud en la respuesta y en muchas ocasiones un pantallazo azul de Windows (El temido pantallazo azul de la muerte) o errores en ficheros.

Distancias entre plato y cabezal: Cuándo hay zonas en que la superficie está degradada o bien el cabezal empieza a estar gastado, se producen errores. Pero antes de producirse esos errores, el cabezal intenta por todos los medios leer esa zona. ¿Cómo? aproximandose más al disco mediante inducción. A grosso modo se aplica un poco más de voltaje en el cabezal y este se “acerca” a la superficie del disco. Así hay veces en las qué se puede seguir leyendo y escribiendo información sin problemas.
Aunque eso no es bueno, porqué indica problemas en el disco, que quedan reflejados en el SMART.
Además un acercamiento excesivo, produce un roce, que a su vez… puede desencadenar en que el cabezal se desprenda y acabe tocando metal contra metal, rayando el disco y dejándolo inservible en muchos casos.

Se podría decir que el SMART monitoriza las constantes vitales del disco duro.

constantes_laby

Translator

Aquí se entiende porqué vuestro disco es único…

El translator se encarga de recalcular TODOS los sectores en función de la P-list. ¿Cómo?

Cajitas 45, 62 y 445.129.653 ¿Son defectuosas verdad? Pues el Translator lo que hace es coger el sector 45 y lo elimina, por tanto el sector 46 pasa a ser el 45, el 47 pasa a ser el 46, el 48 pasa a ser el 47 y así sucesivamente.

Lo mismo pasa con el sector 62, que es eliminado y el 63 pasa a ser el 62, el 64 pasa a ser el 63 y así con todos los demás.

Como veis es algo dinámico. Por tanto la posibilidad qué dos discos duros TENGAN los mismos sectores defectuosos en el mismo ORDEN y CUANTÍA es algo bastante… improbable ¿0,0001%? Por decir algo…

Ahora ya se empieza a entender porqué vuestro disco duro es único, porqué si pusiéramos la P-LIST de otro disco al vuestro, como los sectores (Cajitas) serían diferentes, todo se moverá de forma diferente… y si vais a buscar un documento de Word, quizás encontráis un trozo de MP3, fotografía y además saldría todo corrupto.

Fotografia_Danada_Laby

La G-LIST no recalcula todas las demás cajitas, porqué de ser así, debería recalcular todos los sectores de nuevo y además, MOVER toda la información correlativamente de un sector a otro, mientras se sigue trabajando lo cual es muy peligroso porqué pueden aparecer errores. Simplemente indica, aquí no puedes trabajar y aquí sí.

 

Con todo este lío, ya tenemos el disco duro preparado para funcionar (Obviando muchísimas cosas, pero así no lo complicamos más).

Cada vez qué arranca el disco, ha de leer estos parámetros obligatoriamente.

Una de las causas que hacen qué un disco no funcione, es el no poder leer los parámetros de la SA, bien porqué se ha corrompido los datos (Mal asunto) o bien porqué un golpe ha dañado el cabezal, y al dañarlo, no puede leer los datos.

 

ROM

La ROM contiene un índice y una rutina de funcionamiento. Cuando se conecta la corriente y el procesador ha comprobado todas las rutinas, el siguiente paso es enviar el cabezal a leer la S.A. Pero para enviar el cabezal a esa zona, tiene que saber préviamente donde está alojada. Ese dato lo consulta en la ROM. Así una vez leido ese parámetro, envía el cabezal a leer la información y posteriormente arrancar.

Además la ROM, puede contener parámetros como el número de serie del disco o de la placa, parámetros de lectura y escritura, usados para mejorar la comunicación con el cabezal y el plato.

Rutina_laby

Antiguamente, la ROM contenia unos parámetros identicos dentro de las mismas revisiones de firmware de los discos. Es decir, un disco duro seagate con el firmware 3.AAA, la ROM era idéntica en otro modelo exácto con el firmware 3.AAA. Por tanto la posición de la S.A en la superficie del disco, era la misma para las revisiones.

Hoy en día, eso ya no es así. Cuando el fabricante ha realizado la prueba de la PLIST para comprobar la superficie del disco, determina que zona es la mejor para la lectura y escritura de la S.A. Por tanto, de la misma manera que con la PLIST, las probabilidades de encontrar dos ROM en los discos duros modernos iguales es casi improbable.

Por eso, es importante, el NO cambiar las placas entre dos discos duros, dado que no funcionarán, a no ser que fueran discos duros antiguos.

Fase II: El disco duro empieza a girar.

Para ello, imaginaros un tocadiscos. Tenemos el disco de vinilo y la aguja qué “lee” la información mediante el roce en el vinilo. Ese “roce” produce vibraciones y a su vez… suena la música.

Partiendo de esa base, el disco duro sigue un símil. Tenemos los discos (En vez de vinilo, son metálicos (no entraremos en detalles) y tienen la propiedad qué se pueden magnetizar. Y una aguja llamada cabezal, que en vez de ser de punta metálica, es una composición “ferro-magnética” y flota por el disco sin dañarlo.

Cabezal_Laby

La gran mayoría de discos de 3,5″ giran a 7200 RPM (7200 vueltas por minuto) y los de portátil por norma general a unos 5400 RPM (Por consumir algo menos). También hay casos especiales como los SCSI o SAS (Discos usados generalmente en servidores, por ser de construcción más “solida” y duradera) qué pueden llegar a 10000 RPM o a 15000 RPM aunque los hay de “nueva aparición” de 3,5″ qué giran a 5400 vueltas, los llamados GREEN o “ecologicos”.

Mientras gira, empieza a desplazar el aire que tiene dentro (Sí, tiene aire limpio de impurezas, pero aire). Antiguamente (30 años o así) tenían un Gas inerte qué facilitaba que la aguja flotase, pero hoy en día, a las velocidades qué giran los motores, crean corrientes de aire suficientes para qué el cabezal se levante unas micras del disco y “flote”. También han aparecido discos que pasarán a comercializarse en breve con HELIO en su interior.

Los discos duros no son estancos contrariamente a lo que la gran mayoría de gente cree. Sí están sellados para qué no entre aire sucio, pero no son estancos. Tienen un pequeño agujero en la tapa, por donde entra y sale aire del disco, pasando por un filtro muy potente qué está en el interior (Llamado filtro HEPA que atrapa impurezas, generalmente del tamaño de milimetros o incluso menos). ¿Por qué? Porqué al girar el disco tan deprisa, crea una depresión de aire dentro (como un remolino). Si los discos fueran “estancos y envasados al vacío” los cabezales se aplastarían contra los platos. De esta forma se consigue que se igualen las presiones de dentro del disco y la exterior, pero que a su vez el aire qué entra y sale SEA COMPLETAMENTE LIMPIO Y SIN NINGÚN TIPO DE PARTÍCULA (Clase 1/1000) Es decir, una partícula de polvo por cada 1000 de aire.

Filtro_Hepa_Laby

Así qué por favor, NO SUMERJAÍS nunca el disco duro… porqué se llenará de agua.

Agua_Disco_duro_Laby

Mientras el disco se inicia, la PCB sigue tomando datos del inicio. Temperatura de nuevo, a qué vueltas está girando el motor y en cuánto tiempo lo está realizando, consumo de amperaje hasta qué el disco llega a un determinado número de vueltas y la placa envía un impulso eléctrico, que mediante un electroimán (lo hablaremos más adelante) desplaza el cabezal hacia la S.A (Service Area). La Placa sabe donde tiene que enviar el cabezal, la posición exacta, porqué lo ha leído de la ROM. En la ROM generalmente, están parámetros básicos de funcionamiento e inicialización, entre ellos la localización de la S.A.
Rom_hex_Laby

 

Fase I: Cuando le conectamos la corriente al disco duro.

Nada más enchufar un disco duro (Al PC, externo o multimédia), oímos que el motor (En inglés SPIN MOTOR) empieza a girar produciendo una pequeña vibración en el disco; Pero previamente a eso, en la PCB (la placa electrónica del disco duro) han ocurrido en fraciones de milisegundos, varias comprobaciones, para asegurarse que los componentes “vitales” están correctamente funcionando.

Por ejemplo, comprueba temperatura ambiente (aunque eso no es un impedimento para arrancar), comprueba que el procesador es capaz comunicarse con otros componentes de la placa e inclusive con los famosos cabezales.

También se comunica con la RAM ( -Random Access Memory- Memoria para intercambiar información muy rápidamente y así hacer que el disco duro funcione más veloz. Esta memoria es volátil (se pierde si se va la corriente) y modificable),

Memoria_Ram_Disco_duro_Laby

Mira si es capaz de comunicarse con la ROM (-Read Only Memory- Memoria en la qué se ha guardado información en la fábrica y qué no puede modificarse bajo ningún concepto, ya qué el chip físicamente no lo permite) o con las EPROM (Electric Programable Read Only Memory), una especie de ROM pero que mediante programadores o con comandos a través de las propias placas de los discos, se pueden modificar, borrar y reprogramar.

Memoria_Rom_Disco_duro_Laby

Esta memoria es como el ADN de una persona o el DNI. Único e intransferible para otro disco. Es una información muy importante ya que entre otras cosas, contiene la información básica (Entre otras cosas) de donde está alojada la información necesaria para que arranque. (Una especie de índice y/o manual interno del disco).

ADN_Service_Area_Laby

También comprueba que el cabezal existe ( Le manda un saludo más o menos así ! HOLA CABEZAL ¡ y dado que los componentes son muy educados, el cabezal le responde ! HOLA PROCESADOR ¡), funcione (No esté cortocircuitado o quemado ), y responda a los impulsos electromagnéticos,

Comprueba el motor (Aquí también le dice ! HOLA MOTOR ¡ y él, le tiene que responder ! HOLA PROCESADOR ¡) y otras funciones.

Si todo da una respuesta de OK, empieza a girar el disco...

He perdido datos del disco duro. ¿Como puedo recuperar los archivos perdidos?

Cada día recibimos emails y llamadas telefónicas, preguntando información sobre lo que costaría reparar el disco duro para recuperar la archivos perdidos…
Recibimos emails de clientes donde nos dicen frases como:

No se que ha pasado pero he perdido todas las fotos del disco duro

El niño ha pasado y le ha dado un golpe al disco duro …

El disco duro del portátil me ha fallado y tengo el trabajo de la carrera universitaria…

El disco duro estaba funcionando y ahora ya no lo reconoce el portátil…

El disco duro externo donde tengo documentos importantes no es leido por mi ordenador…

Viendo esta cantidad de casos de dispositivos multimedia dañados, hemos decidido explicar “de forma sencilla” cuales son los motivos por los cuales disco duro y/o sus elementos internos (Cabezal, plato magnético, filtros, placa electrónica, magneto) pueden dejar de funcionar.

Sigue leyendo