La Ley de Murphy cuando te enfrentas a un proceso de recuperar datos perdidos

En el proceso de recuperar datos perdidos, muchas veces la famosa “ley de Murphy” está presente. Y es que casos en los que a priori parece fácil el proceso de recuperación, acaban complicándose y mucho e inclusive pueden acabar sin que se puedan recuperar los datos perdidos.

 

Y para muestra, un ejemplo sucedido no hace demasiado:

Un cliente acudió al laboratorio porqué tenía el PC de sobremesa funcionando y de golpe se le colgó. Le dio un pantallazo azul. Reinició el pc y nada más reiniciarlo empezó a oir ruídos raros del disco duro. Lo llevó al informático y le dijo que no podía hacer nada. Nos comentó que no había hecho nada raro, ni golpes, ni vibraciones… solo habían desaparecido los datos y quería recuperar esos datos perdidos del disco duro que hacía ruído. En principio, todo apunta, pese a ser un caso difícil, que podrá ser culminado por éxito; Empezamos los trabajos de recuperación de datos perdidos y cuando abrimos el disco en sala limpia constatamos algo nefasto. El disco duro estaba completamente rayado. Muy probablemente el cabezal se habría desprendido y marcó toda la superficie del plato.

¿Y qué tiene que ver esta historia con la ley de Murphy? Aquí la respuesta.

Nos llamó una clienta un tanto nerviosa porqué su hija pequeña de 4 años, mientras visualizaban una película en un disco duro multimedia (Donde además tenían todas las fotos y recuerdos), lo estiró y lo tiró por un 3º piso al patio interior del edificio :|.

Cuando nos explicó eso, el técnico que le atendió le fue muy claro en que habría pocas posibilidades de poder recuperar los datos perdidos debido al impacto. No obstante, le invitamos a que nos enviase el dispositivo para analizarlo gratuitamente. Y cuando vino a nuestras instalaciones, después del diagnóstico lo vimos con buenos ojos… la teoría indicaba que había esperanzas. 4 días después conseguimos salvar la información dado que solo se habían roto los cabezales por el impacto y no los PLATOS como nos pensábamos los técnicos.

Otro caso curioso, fue el de un cliente que había pasado todos los datos al disco duro externo, para formatear el interno y volver de nuevo a traspasar los datos. Una vez formateó, instaló, actualizaciones, programas diversos, de fragmentó y mil historias más… decidió copiar los datos pero… se dio cuenta que el disco duro externo que tenía menos de un mes, no le funcionaba. En el análisis determinamos que el motor se había clavado, pero que era posible recuperar esos datos perdidos, al menos en teoría. Y afortunadamente así fue. ¿Qué posibilidades habían de que se estropease ese disco en menos de un mes y justo en el momento en que había formateado y sobrescrito la totalidad del otro disco duro?

Casos que en principio parecen difíciles y luego parecen fáciles y viceversa. Así es la suerte que nos toca en los procesos de recuperación de datos perdidos.

Porcentaje de recuperación de datos.

Muchas de las llamadas que recibimos tarde o temprano acaban con la siguiente pregunta. ¿Y qué porcentaje de recuperación de datos tenéis? En Laby recuperación de datos intentamos explicar el tema de los porcentajes para mostrar la máxima objetividad.

Un porcentaje puedes “edulcorarlo” según te convenga (Como se hacen en las encuestas o en otros tipos de mediciones). Según qué parámetros elijas saldrá un porcentaje u otro y podríamos mostrarte des de un 20% de éxito en la recuperación de datos perdidos como un 99,9% de éxito en recuperar información de un disco duro.  ¿Por qué? Porqué hasta que no se tenga el dispositivo en el laboratorio y se sepa las causas y el daño que tiene, no podemos encasillarlo en el rango.

Un dispositivo que a prior parece factible la recuperación de esos datos perdidos puede no serlo en un momento determinado. Porcentajes muy altos puede hacer pensar que esa empresa es muy buena, pero si se piensa fríamente, quizás están mostrando una “realidad” distorsionada o adaptada a según qué intereses.

Nosotros no te diremos que tenemos un éxito del 90% en los procesos de recuperación de datos porqué te engañaríamos sin saber primero que tiene tú dispositivo y menos aun sin que lo hayamos podido analizar. Te podemos asesorar en casos similares al tuyo y contarte anécdotas y experiencias que te permitan complementar tus conocimientos sobre todo el proceso de recuperación de datos perdidos.

Los milagros hoy en día no existen y como los productos milagros que anuncian en la tele tienda, desconfiar de supuestos porcentajes muy muy altos.

3 Pasos a seguir cuando pierdes tus datos

Des de el equipo de Laby recuperación de datos, queremos guiarte un poco en esos momentos caóticos de miedo, pánico, incluso de querer matar a tu pareja, jefe, subordinado… 😛 para que la paz vuelva otra vez al ambiente.

Enfados provocados por la pérdida de datos

Cuando el disco duro, pen drive, tarjeta de memoria, deja de funcionar, el primer paso es analizar el porqué no se puede acceder a los datos o porqué no se pueden recuperar esos datos que ahora están perdidos.

¿Un golpe, sobre tensión, calor excesiva?

Si es un golpe (flojo o fuerte, fortuito o intencionado, una subida de tensión) podemos omitir el paso siguiente dado que lo único que hará será empeorar las posibilidades de recuperación de datos.

El calor afecta a los discos duros y causa perdida de datos

Pero imaginemos que no tenemos ni idea, el primer paso sería probar el dispositivo en otro ordenador para ver si de esta forma tenemos acceso a la información y podemos recuperar los datos perdidos en otro dispositivo. Hay veces que con esto es suficiente, dado que nuestro PC se ha quedado “tonto” y no quiere reconocer el dispositivo.

Cosas QUE NO HAY QUE HACER y misteriosamente están por Internet.

A) Meter el disco duro en el congelador: Es una cosa extendida y que según parece a muuuuuuuuucha gente le funciona. Haciendo eso, lo único que conseguiréis es crear condensación dentro de los platos y probablemente hacer vuestro disco irrecuperable en el proceso de recuperar datos perdidos. Los discos duros no son estancos. Llevan un orificio con un filtro especial que permite la entrada y salida de aire para compensar la depresión que se crea dentro del disco al girar tan rápido. Por eso si lo metéis en la nevera o congelador probablemente no se puedan recuperar los datos a posterior.

Y sí, encontraremos infinidad de sitios donde dicen que congelándolo han recuperado todos los datos… ¿Arriesgaréis las posibilidades a un congelador?

Y tampoco se os pase la idea de sumergir el disco (Otra idea de esas locas que corren por ahí)

condensacion disco duro

B) Otra posibilidad que hará que vuestras opciones de recuperación de datos pasen a ser muy bajas es la de dar “golpecitos” al disco duro. Lo único que puede pasar es que el cabezal choque contra el plato, se desprenda y acabe rayando el disco. De esa forma tendréis un bonito pisapapeles de diseño del que no podréis recuperar los datos perdidos. Por eso el disco duro no debe recibir ni golpes ni vibraciones, contrariamente a lo que se dice en algunos sitios de Internet.

Si así no funciona, el siguiente paso es ir a consultar al informático profesional. Y por profesional, no nos referimos a ese amigo que es electricista, fontanero,mecánico de domingo por la tarde y además informático, porqué en muchos casos lo único que hará será destruir las posibilidades de recuperar datos perdidos.

Los informáticos profesionales intentarán recuperar esos datos con sumo cuidado y si no pueden, entonces será el momento de acudir a un laboratorio de recuperación de datos. Des de Laby, insistimos en ese último aspecto, dado que empresas que “recuperan datos” hay muchas, pero laboratorios profesionales muy pocos. Desconfiar de precios milagrosos. Nuestro consejo es que comparéis en varios sitios y que un técnico os aconseje realmente sobre lo que ha podido pasar. oferta_recuperar_datos_perdidosY siempre os guíe con precios realistas y no con el famoso Desde…

 

¿Podré recuperar todos mis datos perdidos?

Esta fatídica pregunta se repite a diario. Una vez acepte el presupuesto de recuperación de datos, ¿Podré recuperar todos mis datos perdidos?. Y nuestra respuesta siempre es clara, sencilla, concisa, pero sobretodo sincera: Solo sabremos si se pueden recuperar los datos perdidos, en el momento en que empecemos a trabajar sobre el dispositivo. Nunca le aseguraremos la recuperación de los datos, sin haber substituido las piezas necesarias, así como los trabajos obligados en el dispositivo. Para hacernos una idea, ¿Un médico te asegurará que la operación será un éxito al 100%? Seguro que no. Nosotros, como buen profesionales te asesoraremos y te guiaremos en todo el proceso que conlleva la recuperación, pero como los profesionales médicos, hasta que no empiece la operación no sabe como acabará

Proceso de recuperación de datos.

En el proceso de recuperar los datos perdidos, tiene muchas similitudes con las operaciones de los médicos. En el momento de abrir el disco para iniciar los procedimientos necesarios, podemos encontrar dificultades con las que no contábamos. Por ejemplo, que el disco esté rayado; Pese a que suelen hacer un ruído muy característico los platos marcados por el cabezal, hay veces que no es evidente. Y dependiendo de la cantidad de plato rayado, quizás no sea posible la recuperación de los datos perdidos .

Otros factores importantes que no aparecen hasta que no se substituyen las piezas (Por ejemplo los cabezales) para continuar con el trabajo de recuperación de los datos perdidos, podría ser que la S.A (Service Area)* estuviera dañada. Es imposible de saber, sin haber substituido las piezas pertinentes

ADN recuperación de datos perdidos

O sin necesidad de substituir los cabezales, en otro proceso , muchos de los discos de hoy en día llevan la mitad de la información interna (El A.D.N) del disco, dividido entre el disco y la placa. Si los separamos, no sería posible la recuperación de datos perdidos. Puede llegar a pasar (Caso realmente raro) que el chip que contiene la información se rompa… aunque en Laby recuperación de datos, trabajamos día a día para desarrollar tecnología que permita salva pasar ese impedimento en la recuperación en casos como los anteriores.

Precaución en la recuperación de datos perdidosPor eso, desconfiar de empresas que os envíen el listado de información o de ficheros, diciendo que tenéis un daño físico, antes de aceptar el presupuesto. Ninguna empresa trabaja por caridad y va a substituir unas piezas “supuestamente dañadas” para recuperar los datos perdidos, sin saber si aceptareis el presupuesto.